30 / miércoles – agosto de 2017

julio 19, 2017

Semana 35. 242/123
Sacha.

Entre el 23 y 28 de agosto de 1973 un grupo de atracadores retuvo como rehenes a los empleados de un banco en la capital sueca. Tras días de secuestro las víctimas fueron liberadas; pero para sorpresa de todos, se negaron a testificar en contra de sus secuestradores, mostrando un grado de simpatía hacia sus acciones absolutamente insólito dadas las circunstancias. Tal es así, que tras cumplir condena por el atraco, uno de los delincuentes acabó por contraer matrimonio con una de las rehenes. Nacía así “oficialmente” el llamado Síndrome de Estocolmo que padecen todas aquellas personas que, siendo rehenes durante un secuestro, empatizan con sus captores, justifican sus acciones e incluso llegan a asumir y consentir su privación de libertad generando un vínculo afectivo con el agresor. Estos síntomas se pueden presentar también en otros contextos afectando a víctimas de violencia de género, prisioneros de guerra, integrantes de una secta o víctimas de abusos. Se calcula que hasta un 27% de rehenes víctimas de secuestros registrados han desarrollado en diverso grado los síntomas del Síndrome de Estocolmo.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: