16 / miércoles – noviembre de 2016

noviembre 16, 2016

Semana 46. 321/45
Margarita.

La voz “ventrílocuo” – del latín ventriloquus- significa “el que habla con el vientre”, pero lo cierto es que todo el mundo puede llegar a ser ventrílocuo con el entrenamiento adecuado. No requiere ninguna facultad fuera de lo común, sino explotar ciertas características del sistema de producción de la palabra y el oído. La clave: mover los labios solo es necesario para pronunciar la o y las consonantes labiales -b,v,p,m,f…”. Los otros sonidos se generan por la contracción de la lengua -letras linguales como d,l,r,n,t- o del velo del paladar -palatales g,j,k…-. Y ahí está el truco: reemplazar el movimiento de los labios por los de la lengua, el paladar o la laringe, manteniendo la boca ligeramente entreabierta. A la vez, el ventrílocuo debe desviar la atención de público mirando fijamente al muñeco y haciendo que este abra mucho la boca y dándole un tono de falsete, de forma que los espectadores se fijen en la marioneta y no en su persona.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: